Brackets Metálicos

 

Los brackets metálicos convencionales constituyen la aparatología más tradicional en ortodoncia, ya que vienen utilizándose desde hace décadas con resultados excepcionales. Estos brackets están construidos acero inoxidable de uso biomédico, lo cual evita la aparición de todo tipo de alergias (excepto en pacientes alérgicos al níquel, en los cuales puede recurrirse a brackets de titanio o brackets estéticos). El tratamiento es más rápido con brackets metálicos que con brackets estéticos, ya que la fricción que se establece entre los brackets y los arcos alámbricos es menor en el caso de los brackets metálicos que en el de los brackets estéticos.

 

 

 

 

GRATALDENT 2014