Selladores oclusales

 

La importancia de los selladores para la prevención de caries

Para lograr una boca sana y prevenir la formación de caries junto con una correcta higiene bucal, su dentista puede colocar selladores en las superficies oclusales de los molares y premolares.

Estos selladores son un material plástico delgado que cubre los surcos y crean una barrera que impide el ingreso de bacterias en las fisuras de las piezas dentarias. De esta manera, el sellador cubre el diente con una capa líquida que se endurece rápidamente y forma un recubrimiento protector.

Los selladores serán colocados cuando el dentista observe el riesgo de caries independientemente de la edad del niño y cuando considere que el paciente posee una propensión mayor a desarrollar caries o cuyas características anatómicas de las fisuras dentales prevén una mayor probabilidad de acumular placa bacteriana generando con el tiempo la formación de caries.

Es aconsejable que los selladores se realicen a los niños cuando recién erupcionan los dientes permanentes aproximadamente entre los 6 y los 12 años de edad. Sin embargo, esto no implica que los adultos también puedan realizarlo para mantener los dientes saludables y evitar tratamientos odontológicos posteriores generados por la aparición de la caries dental. La colocación de estos selladores es rápida, sencilla y no causa ningún dolor en el paciente. Si se realizan los cuidados adecuados, estos selladores pueden durar varios años mientras que el odontólogo controlará en sus visitas regulares si estos selladores aún permanecen o no en boca como consecuencia del desgaste progresivo del material.

Si bien los selladores pueden durar un tiempo prolongado es importante que consideres que ninguna boca es igual a la otra por lo que la trituración y la masticación pueden hacer que estos selladores se deterioren de manera distinta en cada paciente. Pero no te preocupes, el odontólogo podrá volver a colocarte estos selladores y tus dientes seguirán protegidos.

 

 

 

 

 

 

GRATALDENT 2014